El español Custo Barcelona aterriza en el Santiago Fashion Week 2018

 
Lun, 04/16/2018 - 10:38
Chile, uno de los países más importantes de la industria de la moda Latinoamericana, está en el ojo de la industria.

Por: Valentina Bastías Atias

Las lentejuelas y los vibrantes colores metálicos encandilaron hoy la segunda jornada del Santiago Fashion Week 2018, que tuvo al icónico diseñador español Custo Barcelona como broche de oro. Custo Dalmau, alma y corazón de la firma, pisó por primera vez las pasarelas chilenas para revelar más de 60 piezas de su última colección otoño-invierno 2018, que ya presentó en la Semana de la Moda de Nueva York en febrero pasado. Cortes asimétricos, brillos y texturas en mini vestidos, faldas, pantalones y encendidos abrigos deslumbraron a los asistentes, cautivados por la colección "Sí, soy yo", inspirada en la mujer "segura de sí misma", que destaca por la innovación y el riesgo.
 
La "customanía" debutó este sábado en Chile, con un proyecto que "basa su ADN en la fusión de materiales y colores; apuesta por un lenguaje contemporáneo, piezas inclasificables y que no recuerden a nada", sostuvo el modisto, que próximamente inaugurará dos tiendas en el país suramericano. Antes, la diseñadora chilena Camila Pontikas arrancó la pasarela con una propuesta futurista en vestidos y palazzos en tonos plata, fosforescentes blancos y detalles negros. Las transparencias, sugerentes escotes y aplicaciones espejadas conquistaron a las más de 1.500 personas que repletaron el Centro de Convenciones Parque Titanium de Santiago, lo que marcó la entrada a las estaciones más frías del año.
 
El terciopelo fue el rey indiscutido en este desfile, en el que se presentaron por primera vez las creaciones de la venezolana radicada en Chile, Leticia Faviani, dueña de la firma To Go By Letti. Las gamuzas también se lucieron en vestidos asimétricos y texturados, que lucían finos detalles en flecos y encajes.
Paulina Errázuriz, chilena radicada en Barcelona, presentó a continuación su segunda colección, que incentiva la adopción de perros con su característico sello de bulldog francés y varios canes sobre la pasarela. Los tonos femeninos en vestidos, tapados y bléisers, destacaron en las piezas de inconfundibles aires étnicos y bohemios, que son "toda una experiencia de color y movimiento" para la vista.
 
La propuesta de alta costura sustentable para novias de Carolina Lemus celebró el proceso de trabajo y no solo el resultado, con enfoque en lo ecológico y la elegancia, como ella misma describió su proyecto. El arte y diseño de Paulina Pérez impresionó gratamente a los espectadores con estampados alusivos a reconocidos cuadros de pintores como Van Gogh y Miró en raso. El diseñador y arquitecto chileno Juan Pablo Espínola, con su marca fundada en 2015, Espinola Company, presentó sus faldas campana, abrigos en diversos tejidos, túnicas en estampado pata de gallo, gabardinas invernales y combinaciones de tonos y estampados.
 
Chile es consumidor del 50 % de la moda que se comercializa en Sudamérica, pero solo el 1 % de esos diseños son chilenos, afirmó la organización del Santiago Fashion Week, que tiene por objetivo en esta versión impulsar el diseño independiente local. El SFW 2018 culminará su edición el domingo 15 de abril en el Centro de Convenciones Parque Titanium de la capital del país austral, tras acoger a diseñadores de la talla de Saint Jesús (Chile), Carmen Steffens (Brasil) y Pampa Corral (Argentina), entre muchos otros.
 
Esta edición trajo como novedad la celebración de la Expo SFW, una feria en la que los visitantes han podido adquirir más de 10.000 artículos exclusivos de diseño y prendas de alta costura de medio centenar de firmas, con el propósito de acercar este rubro a las personas.

 

  • Compartir: